Tag Archive | "historia"

La historia del café, de un solo vistazo

A veces, las palabras sobran. Con las infografías suele suceder. Casi de un solo vistazo puedes hacer un recorrido por la historia o conocer datos clave sobre cualquier tema.

Historia del cafe_blog

En este caso, os traemos esta infografía sobre el café donde hace un repaso rápido sobre el proceso de esta semilla. Desde su cosecha, tipos de café o tostado, hasta cifras sobre el consumo de café en el mundo. Esperamos que aprendáis mucho, aunque si bien es cierto, en esta ocasión os hará falta echar mano del inglés para poder sumergirte de lleno en el aprendizaje. ¡Vamos allá!
Infografía_historia_cafe_blog

La empresa británica Datadial (@DatadialLdt) diseñó una infografía sobre la historia del café, métodos de preparación y tipos de granos de café para la agencia de RRPP especializada en comida y bebidas Wild Card (@WildCardPR).

Fuente: Business Insider (@businessinsider)

 

 

Posted in Infografías, NoticiasComments (0)

Un mito y una leyenda sobre el café

Un mito: Según la mitología griega, el café, se originó cuando la hija de Zeus, Helena, preparó una bebida que «tenía el poder de robar la pena y la ira de su aguijón, desterrando todos los recuerdos dolorosos.» A lo largo de la historia, los líderes religiosos predicaron que el consumo de café era peligroso y la «bebida del diablo», pero en el siglo 17, el Papa dio su bendición sobre el consumo de café, y en Turquía, como parte de la promesa de matrimonio, la esposa tenía que hacerle el café al marido (hasta que la muerte los separe), el no hacerlo era causa de divorcio.

Una leyenda: Al morir el viejo maestro con el que Omar peregrinaba hacia la Meca, a consecuencia del cansancio, antes de expirar, le dijo que cuando se desprendiera su alma del cuerpo, se le aparecería un espectro al cual debería obedecer en todo lo que le mandara. Así sucedió la noche siguiente, y el espectro, delante de los ojos asustados de Omar, hizo brotar una fuente de la cual debería llenar su cuenco y seguir su camino pendiente de pararse donde el agua empezara a agitarse, porque allí pasarían cosas prodigiosas.

Fue al llegar a la ciudad de Moka cuando Omar observó que el agua se agitaba, al mismo tiempo que veía cómo los ciudadanos de Moka padecían una enfermedad mortal extraña. Hombre de natural piadoso, adquirió fama de santo porque curaba milagrosamente los enfermos a quienes oraba sobre sus cabezas. Precedido por esta fama fue llamado a palacio para curar a la hija del rey. Omar curó a la princesa, pero se enamoró de ella con tanta pasión que se propuso raptarla y llevarla consigo. El rey se enteró de las intenciones del enamorado y lo desterró al desierto, en el que, para desdicha suya, sólo había una cueva donde pasar la noche y unas pocas hierbas de mal sabor con que satisfacer el hambre.

Una mañana, Omar oyó el trino de un pájaro que estaba apoyado sobre una rama de un extraño arbusto con flores blancas y un fruto rojizo oscuro. Decidió probarlo y lo encontró tan delicioso que a partir de ese instante fue su sustento diario.

Narra la leyenda que aquella planta era un cafeto y que, con sus infusiones, Omar no sólo consiguió sobrevivir en la soledad del desierto, sino que además observó que tenía la propiedad de curar ciertas enfermedades, lo que hizo que la fama de esta planta se extendiese por todas partes. Informado el rey de este prodigio, le permitió volver a la corte y le regaló un precioso palacio.

Posted in NoticiasComments (0)

El libro «café se escribe con ce»

 

El libro «café se escribe con ce (El Café en la Literatura Universal)», ganador del premio Gourmand World Cookbook Awards, como Mejor Libro de Literatura Gastronómica en España 2011

El libro escrito por José Manuel Iglesias, Director de Comunicación y Proyectos de la Fundación Arte y Gastronomía, ganó el prestigioso galardón internacional Gourmand World Cookbook Awards, en la categoría Best Food Literature en España. El trabajo ensayístico promovido por la Fundación, será publicado por la organización cafetalera PROMOCAFÉ, del Estado cafetero Mexicano de Veracruz, según se ha acordado mediante un Convenio de Colaboración firmado por ambas Organizaciones, participando de este modo en la cooperación internacional en temáticas de cultura gastronómica, dentro de los Objetivos fundacionales de la FAyG, y de acuerdo a los intereses promocionales de la Asociación Promotora de Tostadores y Cafeterías de Veracruz A.C.
“café se escribe con ce” está enmarcado en un proyecto editorial promovido por la Fundación Arte y Gastronomía, que pretende aunar la cultura literaria con la gastronomía, acercando productos y conceptos al público general a través de la reseña de textos en los que aparece el café como elemento fundamental, simbólico o costumbrista, centrando la antología especialmente en los grandes clásicos y también en los best sellers; el libro consiste en una recopilación comentada de citas literarias en forma de párrafos, parágrafos o frases entrecomilladas, que cuenta con numerosas acotaciones y glosas con diversas anécdotas, datos biográficos sobre los autores, detalles de los libros referidos y curiosidades del entorno cafetalero, resultando un libro de divulgación con un formato entretenido y cómodo de leer o hojear, preparado además para servir como elemento promocional gracias a sus contenidos y una esmerada y preciosista imagen -con diseño gráfico del propio autor-, que facilita la lectura, buscando aportar información a los expertos en café, resultar interesante para los aficionados a la buena literatura y ser ameno para todos los públicos. El volumen responde a la intención de cubrir parte de los objetivos fundacionales acerca de promover la gastronomía como bien de interés cultural. “café se escribe con ce” tendrá continuidad en otros trabajos monográficos bajo el leit moriv “se escribe con”, que se están ya preparando con otros productos como protagonistas, tales como el vino, jamón, cerveza o incluso el gin-tonic.

Con el apoyo de D. Rafael Ansón, Presidente de la Real Academia de Gastronomía Es de destacar que “café se escribe con ce” va prologado por el insigne D. Rafael Ansón, seguramente la figura pública más destacada de la gastronomía mundial, que entre otros cargos y honores ostenta la Presidencia de la Real Academia de Gastronomía de España, siendo además Presidente de Honor de la Académie Internationale de la Gastronomie con sede en París y Presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, entidad está a la que pertenecen tanto la Academia española como la mexicana.

Posted in NoticiasComments (0)

Medicina del cuerpo

El café se cultivaba en Yemen en el siglo VI, pero hasta el siglo XII no comenzaron a tostarse los granos y hacerse con ellos algo parecido a la bebida que hoy conocemos. Primero el brebaje se obtuvo por decocción y posteriormente por infusión.

Con todo, en la historia del café tuvo mucho que ver un personaje llamado Ali bin Omar al Shadhilly, patrón de los cafeteros árabes, quien en Argelia prestó su nombre a la semilla y a la bebida, que se conoce en la lengua local como “shadhiliye”.

Según cuentan, este hombre fue desterrado a las montañas por comportarse mal con la hija del rey. Allí comenzó a cocer unas bayas en agua y con esta infusión logró curar una epidemia que asolaba la región, lo que le valió el perdón. Esta anécdota pone de relieve la importancia que el café tuvo como medicina en el mundo árabe, donde antes que como bebida se utilizó como remedio terapéutico, un aspecto olvidado durante siglos que se está recuperando en las últimas décadas.

El primer texto histórico completo que se conserva sobre el café fue escrito por Abu Bakr Muhammad ben Zakiriyya al Razi, un médico persa que tuvo una enorme influencia en su época. Su obra fue conocida por todos los sabios europeos del medioevo, que lo consideraban un príncipe de la medicina. Este seguidor de Hipócrates describe en su obra Introducción al arte de la medicina una planta y un grano que sin duda son los del café. Razi lo llama “bunchu” y le atribuye propiedades estimulantes y contra la melancolía.

También encontramos referencias al café en los escritos de Avicena dos siglos después. En su Canon aparece una descripción mucho más completa: “es una especie de semilla de color amarillo limón, que tiene un diferente aroma; su infusión fortifica los miembros, limpia el cutis, saca los humores malignos y da un aroma particular a todo el cuerpo”. Pocos elogios tan completos se han escrito del café. Entre 1581 y 1585 el doctor italiano Prospero Alpino viajó por Egipto y la experiencia del viaje quedó plasmada en el Libro de la medicina de los egipcios, donde describe cómo la bebida, muy común en todo el país “calienta el estómago y les infunde fuerzas. Otros han comprobado que suprime la obstrucción de vísceras. Es un remedio inmediato para provocar las reglas en la mujeres”. También explica cómo se realiza la decocción para obtener la bebida, que, tal y como relata, se bebe siempre muy caliente “y es muy buena para el estómago”. A él se deben las primeras noticias científicas que sobre la planta y la bebida que llegaron a Europa. Uno de los pocos documentos antiguos de científicos europeos que hacen referencia al café es un tratado anónimo que aparece en Lyon en 1671, cuya autoría se atribuye a Jacob Spon. En él se especifican todas las cualidades de la nueva bebida “deseca todo humor frío y húmedo, expulsa los vientos, fortifica el hígado, alivia los hidrópicos por su naturaleza purificadora; resulta excelente contra la sarna y la corrupción de la sangre, refresca el corazón, alivia a los que tienen dolores de estómago y a los que han perdido el apetito (…) resulta excelente para el ahogo de los catarros que atacan el pulmón, los dolores de riñón y las lombrices y es un alivio extraordinario después de haber comido o bebido en exceso”. Una de las desgracias que la literatura y la mitología han atribuido al café era la de provocar la impotencia o la falta de apetito sexual en las mujeres, falsas acusaciones que la medicina moderna ha desenmascarado puesto que el café actúa como estimulante y no como sedante.

Posted in NoticiasComentarios desactivados en Medicina del cuerpo

Mitos y leyendas

El origen del café, como el de tantos otros alimentos, se pierde en la historia. No se ha podido localizar con precisión el punto geográfico del que procede la planta silvestre, si bien se supone que apareció en algún lugar de la actual Etiopía, dado que documentos coptos del siglo IX describen la planta con minuciosidad y la localizan en las llanuras abisinias.

Tampoco se sabe con certeza dónde se originó, ni el momento en que empezó a utilizarse el café como brebaje. En lo único en que los estudiosos se han puesto de acuerdo es en reconocer que la planta del cafeto –arbusto de hoja perenne perteneciente al género Coffea de las rubiácias– era conocida y utilizada en algunas zonas del África oriental mucho antes de que surgiera la bebida. Según recoge Néstor Luján en su magnífica obra El libro del café, hay datos sobre unas tribus africanas que en la antigüedad consumían los granos tostados, machados y mezclados con grasa animal.

Hubo teólogos eminentes que quisieron encontrar el rastro del café en la Biblia, pretensión inconsistente según se demostró después. Otros, como el historiador Pietro della Valle (1586-1652), defendieron con ardor la teoría de que el café no era otra cosa que el famoso “nepente”, la bebida a la que Homero hacía referencia en la Iliada y a la que adjudicaba la propiedad de disipar la tristeza.

Sin embargo, es difícil explicar que un elixir con tales cualidades cayera en el olvido y su consumo no se recuperara hasta muchos siglos después. Ante la imposibilidad de encontrar explicaciones objetivas surgieron las leyendas. Las más antiguas conocidas sobre el café tienen origen árabe, porque tras la llegada del producto a Arabia se extendió la idea, sobre todo en Occidente, de que aquella tierra era su lugar de origen.

La mitología árabe atribuye al café un origen divino. Alá, compadecido por las tribulaciones del profeta Mahoma, le envió al arcángel Gabriel para que le ofreciera un consuelo “negro como la piedra negra de la Kaaka”, una bebida reconfortante a la que llamó “qahwa”, que quiere decir excitante, energético, vigorizante.

Mucho más naif y divertida es la historia que atribuye su descubrimiento a un pastor de cabras yemení de nombre Kaldi que observó mientras vigilaba el rebaño cómo las cabras, en lugar de pacer tranquilamente, daban saltos cerca de un arbusto del que colgaban bayas de color rojo brillante. Atraído por los frutos, él mismo lo comió y comprobó, al cabo de un tiempo, que la euforia también lo invadía. Conocida la noticia por el imán de un monasterio cercano, hizo comer las bayas a los monjes para mantenerlos despiertos durante la vigilia de la oración nocturna. Conseguido su propósito, la noticia del descubrimiento viajó por toda Arabia llegando a Medina, La Meca y El Cairo, haciéndose el producto muy popular.

La confusión sobre el origen de la palabra café tal vez haya sido alimentada por los árabes con el fin de adjudicarse la paternidad de la bebida. El termino deriva del vocablo turco “kahvé”, que proviene del árabe “qahwa”, palabra con la que también se nombraba el vino, bebida a su vez euforizante. Pero no puede negarse la evidente relación de café con Kaffa, nombre que recibe una provincia del sur de Etiopía. Para dirimir las dudas acerca del término, que durante siglos originó tremendas controversias, se reunió un simposio en Londres en 1909 que no consiguió disipar las dudas y la confusión.

De lo que sí hay constancia es de que el primer europeo que dejó la palabra “café” impresa fue Prospero Alpino, maestro de la Universidad de Padua, en 1591. En España el significado del vocablo café aparece en el diccionario de autoridades en 1729: “especie de haba pequeña con su cascarilla u hollejo de color algo oscuro, el cual se cría en una vainillas (…) tostada esta fruta y hecha polvos con agua caliente sirve de bebida usual: cuyo uso vino de Asia no ha mucho tiempo…”

Posted in NoticiasComentarios desactivados en Mitos y leyendas


Día del Café – Barcelona 2019



Qhacer?

Aroma de Café es una iniciativa promovida por la Federación Española del Café (FEC) en donde la gastronomía y el café caminan de la mano. Nuestro objetivo es difundir información actual sobre el café en el mundo gourmet y de la cocina.

En Aroma de Café, además queremos contribuir como espacio de encuentro para profesionales de la hostelería o baristas, y ,en general, para cualquier persona u organismo que esté interesado en promover y difundir la cultura del café.