Notice: Use of undefined constant vid_cat - assumed 'vid_cat' in /var/www/vhost/aromadecafe.es/home/html/wp-content/themes/gazette/header.php on line 58

Categoría | Noticias

El origen del café

En las tierras altas de Etiopía, donde la leyenda de Kaldi, el cabrero, está su origen, los árboles de café crecen hoy en día como lo han hecho durante siglos. Aunque nunca sabremos con certeza, probablemente algo de verdad de la leyenda de Kaldi. Se dice que descubrió el café después de darse cuenta de que sus cabras, al comer las bayas de un árbol determinado, se pusieron tan alegres que no querían dormir por la noche.

Kaldi informo al abad del monasterio local, que hizo una bebida con los granos y descubrió que lo mantuvo alerta durante las horas de oración de la tarde. Pronto, el abad había compartió su descubrimiento con los otros monjes del monasterio, y muy lentamente el conocimiento de los efectos energizantes de las bayas comenzó a difundirse. Cuando la noticia se trasladó al este y el café llegó a la península arábiga, comenzó un viaje que extendió su fama por todo el mundo.

Fueron los musulmanes quienes, en el siglo XV, introdujeron el café en Persia, Egipto, Turquía y África septentrional. Kiva Han fue la primera cafetería del mundo y abrió sus puertas en 1475 en Constantinopla, actual Estambul. El café no llegó a Europa hasta 1615, de la mano de los venecianos.

Se le llamó entonces qahwa que significa vigorizante. Los efectos del café eran tales que fue prohibido por los imanes ortodoxos y conservadores en la Meca en 1511 y en El Cairo en 1532, pero la popularidad del producto, en particular entre los intelectuales, impulsó a las autoridades a cancelar el decreto.

Los viajeros europeos a Oriente Próximo trajeron historias de una inusual bebida de color negro oscuro. En el siglo XVII, el café había hecho su camino a Europa y se popularizo en todo el continente. Los opositores fueron excesivamente prudentes, llamando a la bebida “invención amarga de Satanás.” Con la llegada del café a Venecia en 1615, el clero local lo condenó. La controversia fue tan grande que al Papa Clemente VIII, se le pidió que interviniera. Antes de tomar una decisión sin embargo, se decidió a probar la bebida por sí mismo. Él encontró la bebida tan satisfactoria que le dio la aprobación papal.

A pesar de la polémica, en las principales ciudades de Inglaterra, Austria, Francia, Alemania y Holanda, las casas de café se convirtieron rápidamente en centros de actividad social. En Inglaterra se construyeron las “universidades del penique”, llamadas así porque por el precio de un centavo se podría comprar una taza de café y entablar una conversación.  La primera cafetería en Londres se abrió en 1652 y para mediados del siglo XVII, ya había más de 300 cafés en la capital inglesa. En este país, las cafeterías fueron lugar de encuentro de las ideas liberales, puesto que eran bien frecuentados por filósofos. Tal fue la actividad política que se producía en las cafeterías, que en 1676, el fiscal del Rey en Inglaterra pidió el cierre de las cafeterías citando crímenes de ofensa contra el rey Carlos II y el reino. Las reacciones no se hicieron esperar y tuvieron que revocar el edicto de cierre.

A mediados del siglo XVIII todas las ciudades europeas tenían cafeterías. En Berlín abre la primera en 1670. En París, en 1686 y se llamaba café Procope, en donde además se empezó a utilizar una nueva forma de preparar el café: haciendo pasar agua caliente a través de un filtro con café molido. Y en Viena, la historia de las cafeterías comienza con la Batalla de Viena de 1683. Sin embargo, en Rusia se prohibió el café con penas de tortura y mutilación para quien lo consumiera. Tanto era así que si la policía zarista encontraba a alguien en estado de crisis nerviosa, lo atribuía al café.

El café iba conquistando países e incluso artistas, como el compositor alemán Johann Sebastian Bach que en 1734 compuso su Cantata del café.

Hoy el café se cultiva en una multitud de países de todo el mundo. Ya sea en Asia o en África, América Central o del Sur, las islas del Caribe o del Pacífico, todos pueden trazar su herencia desde los árboles en los bosques de café antiguos en la meseta etíope; y de las cabras del pastor Kaldi.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.



Qhacer?

Aroma de Café es una iniciativa promovida por la Federación Española del Café (FEC) en donde la gastronomía y el café caminan de la mano. Nuestro objetivo es difundir información actual sobre el café en el mundo gourmet y de la cocina.

En Aroma de Café, además queremos contribuir como espacio de encuentro para profesionales de la hostelería o baristas, y ,en general, para cualquier persona u organismo que esté interesado en promover y difundir la cultura del café.