Notice: Use of undefined constant vid_cat - assumed 'vid_cat' in /var/www/vhost/aromadecafe.es/home/html/wp-content/themes/gazette/header.php on line 58

Preparación

Existen muchas maneras de preparar un buen café y, por lo tanto, de degustarlo. Elegir una u otra depende, por un lado, del entorno cultural, y por otro, del gusto del consumidor.

A la hora de preparar un buen café existen cuatro variables, todas con la misma importancia, que deben tenerse muy en cuenta.  Son lo que denominamos las 4M.

1.- La materia prima.

  • Café: Selecciona siempre un origen y/o blend que se asemeje a tus gustos. En función del origen se pueden encontrar diferentes matices (mayor o menor acidez, mayor o menor cuerpo, más o menos amargura, mayor o menor intensidad, etc.)  a la hora de disfrutar de la infusión de café.
  • Agua: El 97% del café es agua por lo que, cuanto menos impurezas tenga el agua menos distorsionará los sabores y aromas de la infusión de café. De igual forma, el agua calentada hasta justo antes el punto de hervido (de 90° a 96° C) es perfecto para extraer todos los matices del sabor del café.

2.- La molienda.

Lo más aconsejable es comprar el café en grano y molerlo justo antes de ser preparado. De esta forma se conservaran mejor todas sus propiedades organolépticas y se perderán menos compuestos volátiles.

También hay que tener en cuenta el grado de molido que viene determinado por el tipo de cafetera.  Como regla general, cuanto menos tiempo esté el café en contacto con el agua, más fino debe ser el molido.

Por ejemplo, el molido para una cafetera para el espresso tiene que ser muy fino, porque el tiempo de preparación dura sólo entre los 18-23 segundos. Por otro lado una cafetera de émbolo necesita un molido mucho más grueso ya que el agua y el café permanecen en contacto durante 4 minutos.

En cuanto a la cafetera moka o italiana, la más común en los hogares españoles, y las cafeteras de filtro, se recomiendo una molienda de grado medio.

3.- La cafetera.

Independientemente del tipo de cafetera que tengamos en nuestra casa, es muy importante que siempre este bien limpia, sin restos de café ni de detergentes, y en el caso de las espresso perfectamente ajustadas (presión y temperatura del agua).
La cafetera moka o italiana prepara un café fuerte, de mucho cuerpo muy al gusto español, mientras que la cafetera de filtro prepara un café mucho más suave y aromático.

4.- La mano.

Al igual que las variables anteriores es muy importante saber servir y presentar un café. El café nunca se debe dejar hervir y hay que tomarlo caliente y recién hecho. Además debe ser servido en taza de porcelana o gres, que si es posible se ha de calentar previamente.



Qhacer?

Aroma de Café es una iniciativa promovida por la Federación Española del Café (FEC) en donde la gastronomía y el café caminan de la mano. Nuestro objetivo es difundir información actual sobre el café en el mundo gourmet y de la cocina.

En Aroma de Café, además queremos contribuir como espacio de encuentro para profesionales de la hostelería o baristas, y ,en general, para cualquier persona u organismo que esté interesado en promover y difundir la cultura del café.